Saltear al contenido principal
En Lo Barnechea, Las Mujeres También Se Encargan De La Seguridad
En Lo Barnechea, las mujeres también se encargan de la seguridad

Cada día son más las trabajadoras de Lo Barnechea Seguridad que realizan importantes labores de patrullaje y televigilancia en la comuna.

Desde hace un par de años, Lo Barnechea Seguridad (LBS) comenzó a recibir mujeres en sus departamentos de operadores y patrullaje. A pesar de que estas áreas habían sido mayormente ocupadas por hombres, las trabajadoras decidieron ser parte de la seguridad de la comuna y colaborar con ésta. Hoy en día, ya son 15 las mujeres que trabajan con LBS, realizado importantes roles y asegurando la protección de los vecinos.

Operadoras de la televigilancia

Carla Peralta (32), Eugenia Constanzo (48) y María Rodríguez (29) son operadoras de globos televigilancia y de cámaras de seguridad, desde el 2019. Anteriormente tuvieron otros trabajos, algunos relacionados con seguridad y otros no, pero el año pasado decidieron ingresar a Lo Barnechea Seguridad porque sabían que era un trabajo que ellas sí podían llevar a cabo, ya que, como explica Eugenia , “los globos nacieron acá en Chile operados por mujeres, entonces no era una cosa así como, no, este trabajo es solo para hombres, porque acá en Chile eran dos mujeres las que los operaban y después empezaron a integrarse hombres, entonces es un trabajo que lo pueden hacer mujeres perfectamente”.

Para Carla, la diferenciación en los trabajos debido al género no existe, ya que como afirma “no creo que haya un tema de trabajos para hombres y trabajos para mujeres, creo que nos podemos desempeñar de igual forma”.

María y Carla trabajan actualmente en el Centro Comunitario y de Seguridad (CCS) ubicado en La Huala, y están a cargo del globo de televigilancia del centro, además de las cámaras de sus alrededores. Eugenia trabajó anteriormente en este CCS, pero ahora se desarrolla como apoyo del jefe técnico, con el cual supervisan el funcionamiento de los diferentes globos de la comuna.

Las tres operadoras coinciden en que el ambiente de trabajo en el que se encuentran las hace sentir muy cómodas y seguras, ya que tanto sus compañeras como sus compañeros, las apoyan y mantienen un trato igualitario, “todos nos sentimos como en el mismo nivel, incluso los que tienen más tiempo, nos han ayudado bastante”, relata María y agrega “hay mucho que aprender […] todo es un aprendizaje constante, todos los días llega algo nuevo, entonces vas aprendiendo poco a poco”.

Dentro de las funciones de las operadoras, el trabajo con los vecinos es fundamental “estamos acá también para darle seguridad a los vecinos, muchos se han acercado a agradecer la sensación de seguridad que se les entrega, a comentarnos que están súper contentos con nosotros acá, que la delincuencia en el sector ha disminuido mucho”, afirma Carla y añade “al momento en que llega un vecino o una vecina y nos agradece el hecho de estar acá y de que estamos haciendo bien el trabajo […] claro uno siente que en realidad está cumpliendo su labor y es bien gratificante”.

Patrulleras al servicio de la comunidad

Erika Chacana (46), comenzó a ser patrullera de Lo Barnechea Seguridad en noviembre del año pasado. Trabajó toda su vida en la PDI y hoy es subprefecto en retiro.

Con diecisiete años, Erika ingresó a la PDI, interesada por trabajar en una institución en donde aún no ingresaban muchas mujeres, “una de las cosas que me llamó la atención, es que en el tiempo en que yo postulé, no era muy masivo el ingreso de mujeres, entonces el que hubiese pocas mujeres, para mí era como un desafío personal”, relata la patrullera.

La función que desarrolla Erika actualmente en LBS, es patrullaje preventivo, disuasivo e informativo en cuadrantes asignados. Lo que llamó la atención de Chacana para entrar en Lo Barnechea Seguridad, fue que este nuevo trabajo estaba ligado de cierta forma con lo que ella había hecho anteriormente, que tenía que ver con su labor en el servicio público, “a mí me gusta el contacto con la comunidad, la verdad es que trabajé 25 años en eso, me gusta mucho el servicio público y me gusta también la prevención”, explica Erika.

Entrar en el departamento de patrullaje de LBS, el cual había sido mayormente ocupado por hombres, no fue problema para la patrullera, “yo no hago distinción en si es un trabajo de hombre o de mujer, porque vengo de una institución que también está como un poco estigmatizada a que el trabajo era par hombres […] y trabajé 25 años ahí”, relata Chacana.

Para Erika, trabajar en Lo Barnechea Seguridad ha sido agradable, “para mí, ha sido una súper grata experiencia, porque de partida el clima laboral yo lo encuentro excelente, la gente es súper amena y cálida, yo tuve una súper buena recepción”, explica la patrullera y agrega que no ha notado rechazos ni diferencias por el género, “yo me siento súper acogida, me siento súper bien” finaliza.

Volver arriba